Xenum R-Flush

Limpiador sistema refrigeración

15,00 41,50  IVA Incluido

Limpiar

¿No encuentras el producto que estás buscando? Escríbenos un WhatsApp al 645 246 183 y te lo conseguimos.

Descripción

¿Vas a cambiar el anticongelante del sistema de refrigeración de tu motor? Utiliza este aditivo antes de añadir el refrigerante nuevo para asegurarte de que no queda ningún residuo dentro del circuito.

Xenum R-Flush es un limpiador formado con un compuesto de última generación formado por ácidos inorgánicos e inhibidores, diseñado y fabricado para eliminar óxidos, restos de cal, aceite o cualquier otro residuo presente en el sistema de refrigeración del motor, sin dañar ninguna de sus juntas, manguitos de goma, ni metal.

Si acabas de comprar un coche y ves que tiene suciedad o “barro” en el depósito del refrigerante, el radiador, un manguito o cualquier otro punto del sistema, te recomendamos encarecidamente hacer una limpieza del sistema antes de rellenar con “agua” nueva. Y ponemos agua entre comillas porque, aunque se le llame así al refrigerante coloquialmente, el agua del grifo es lo peor que puedes echar en un sistema que recorre todo tu motor (que está hecho de metal) a través de unos conductos diminutos.

Si tu motor ha llevado alguna vez agua dentro del sistema de refrigeración, aunque sea mezclada con anticongelante, deberías realizar una limpieza del circuito. Utiliza solo agua destilada (también llamada desionizada) si alguna vez tienes que añadir refrigerante a tu coche y no tienes el anticongelante específico para tu motor a mano.

Aplicaciones: 

Este limpiador se puede utilizar en todos los circuitos de refrigeración por agua de cualquier motor gasolina, diésel o GLP. Es compatible con cualquier tipo de refrigerante.

Elimina del circuito óxido, aceite, cal y cualquier otro tipo de residuo.

Modo de empleo:

Un bote de 250 ml es suficiente para tratar un circuito de refrigeración con una capacidad de 4 a 10 litros. Para circuitos con mayor capacidad, puedes utilizar este limpiador en una proporción de hasta el 10% respecto a la cantidad de litros del sistema.

Vierte el contenido del recipiente de Xenum R-Flush dentro del sistema de refrigeración junto con el refrigerante viejo, a ser posible a través de un punto con buena circulación, como el radiador o el depósito de anticongelante. Hazlo cuando el motor esté frío para no quemarte al abrir ningún tapón.

Si tu refrigerante está muy sucio, te recomendamos vaciar primero el circuito, llenarlo con agua destilada, y entonces añadir el aditivo R-Flush para realizar la limpieza.

Arranca el coche y fija la calefacción al máximo. Una vez el motor haya alcanzado su temperatura de funcionamiento y haya abierto el termostato, déjalo al ralentí durante unos 20 minutos para que el limpiador pueda pasar por todo el circuito.

Tras haberlo dejado actuar, vacía el sistema y retira cualquier resto del “enjuague” que pudiese quedar volviendo a echar agua destilada, ya con el motor a menos temperatura para evitar un choque térmico dentro de él. Realiza esta operación hasta que solo salga agua destilada limpia del sistema. Si no puedes vaciar por completo del sistema de refrigeración (dependiendo del coche, a veces siempre quedan algunos litros en una zona del circuito que no se puede vaciar a través de un manguito) este último paso es especialmente importante.