¿Quieres vender tu coche?

RPM Dealer > ¿Quieres vender tu coche?

¿Quieres vender tu coche y no sabes dónde ni a quién acudir? ¿Tienes miedo de vender un coche que después falle y te denuncien por vicios ocultos? ¿Te tira para atrás que puedas tener problemas con los papeles o no sabes hacer el cambio de nombre? Vamos por partes:

Lo primero es que estamos aquí para ayudarte. Si has leído nuestra página de ¿Quiénes somos? ya habrás visto que desde RPM Dealer queremos contribuir a mejorar y hacer más transparente el sector de la compraventa en España. Por eso mismo, antes de que inviertas tu tiempo en rellenar el formulario de evaluación para que te hagamos una oferta por tu coche, vamos a revisar varios puntos de entre los cuáles probablemente haya alguno que se identifique con tu problema.

¿Qué ventajas tengo al venderos el coche a vosotros en vez de a un particular?

Tranquilidad, inmediatez y despreocupación. No te vas a encontrar con alguien que te quiera estafar. No vas a tener que esperar a un comprador. No vas a estar pensando en reclamaciones futuras.

Esos son los principales motivos por los que un particular entrega su coche a un profesional antes (o después) de anunciarlo y esperar a que alguien se interese por él. De esta manera no vas a estar creando un anuncio para esperar a gente que te escribe y luego desaparece, ni vas a aguantar negociaciones con personas que solo buscan regatear cada vez más, ni vas a estar mordiéndote las uñas y rezando porque el coche no tuviese ningún fallo del que no te hubieses dado cuenta por el cual el comprador empiece a reclamarte dinero un par de semanas después.

Estos motivos son muy ciertos, pero hay algún mito que muchos compraventas han utilizado en España para meter miedo a particulares y conseguir comprar su coche más barato, así que vamos a arrojar un poco de luz sobre el asunto.

¿Si le vendo el coche a un particular le tengo que dar garantía?

NO. Es algo que Edgar Rodríguez explica ampliamente en CursoCompraventa.com, en uno de los puntos que están más enfocados a los particulares que contratan el curso para formarse y evitar engaños y estafas. Un particular NUNCA está obligado a dar garantía. Ante lo que sí responde son los vicios ocultos que pudieran aparecer en el vehículo en los 6 meses posteriores a la venta del mismo. ¿Qué es un vicio oculto? Cualquier problema que pueda pasar fácilmente desapercibido que el coche YA tuviese en el momento de la venta y que, en caso de haberlo conocido el comprador, no habría realizado la operación, o no por el precio acordado en el contrato.

Pongamos un ejemplo: Pablo le vende un coche a Juan por 5.000 euros. Juan sólo lo utiliza por autopista. Al segundo mes se mete en ciudad, coge un atasco, y la temperatura del coche empieza a subir. Juan apaga el coche, llama a la grúa, lo lleva a un taller, y en el taller le dicen que el coche tiene la junta de culata dañada. Para poder reclamarle el importe de la reparación o la devolución del dinero a Pablo, Juan tendría que demostrar, con la ayuda de un perito a ser posible, que esa avería ya existía en el momento de la compra del coche. Si Pablo y Juan no llegasen a un acuerdo, tendrían que ir a juicio, donde un juez tendría que revisar las pruebas aportadas por ambos para decidir si realmente se trataba de un vicio oculto o de una avería surgida posteriormente a la realización del contrato de compraventa.

Ojo, un vicio oculto no implica una mala fe del vendedor, ya que no es necesario que el vendedor del vehículo sea consciente de su existencia para considerarse vicio oculto. Si el coche realmente tenía antes de venderlo la junta de culata en mal estado y, Pablo (el vendedor), no lo supiese, se seguiría considerando un vicio oculto del que Pablo sería responsable de solucionar para volver a equilibrar el acuerdo al que llegaron en el contrato

Y ojo con esto también: aunque el vendedor del coche sea un particular y el comprador un profesional de la compraventa, el vendedor NO estaría libre de la obligación de responder ante un vicio oculto. Esta es una creencia ampliamente extendida en España pero, aunque, como particular, le estés vendiendo el coche a un profesional, eso no significa que puedas “meterle un gol” y librarte porque la otra parte es una empresa o un autónomo dedicado a la compraventa. Si, por ejemplo, le vendes un coche a un profesional con los airbags anulados de manera que sea prácticamente imposible para él percatarse (aun siendo profesional), y este más tarde, dentro de ese plazo de 6 meses, desmontando el vehículo para una reparación u otra intervención se da cuenta de ello, tendría todo el derecho a reclamarte una solución para subsanar el vicio oculto.

Eso sí, en este último caso estamos hablando de un vicio oculto realmente complicado de detectar por cualquier profesional en el momento de la inspección del coche antes de su compra. Un juez no actuaría de la misma manera ante un particular o un profesional de la compraventa cuando se trata vicios ocultos que se sobreentiende que un profesional debería ser capaz de detectar a la hora de comprar un coche, como un mal comportamiento del embrague, una presión excesiva en todo momento en el sistema de refrigeración o un escandaloso ruido a taqués. Si le vendes un coche a un profesional, es muchísimo más probable que no tengas problemas de reclamaciones por vicios ocultos en comparación a si se lo vendieses a un particular.

Así que ahora que estás más informado y entiendes realmente a lo que estás expuesto como particular, depende de ti poner las dos opciones (vender tu coche por tu cuenta o entregarlo a un compraventa) en una balanza y elegir cuál crees que te va a aportar una recompensa en forma de dinero y tranquilidad a partes iguales.

El problema es que no me fío a la hora de hacer el papeleo. ¿Cómo y dónde cambio el coche de nombre?

Como te hemos dicho antes estamos aquí para serte sinceros y ayudarte. Hasta hace muy poco tiempo, si vendías el coche por tu cuenta tenías tres opciones: firmar los contratos y que una de las dos partes se hiciese cargo del cambio de titularidad (lo cual muchas veces acababa mal), realizar una notificación de venta en tráfico antes de entregarle el coche al comprador (difícil de coordinar si querías hacerlo todo en un día ya que había que pedir cita en tráfico, aunque ahora por suerte se puede hacer telemáticamente en la sede electrónica de la DGT pagando la tasa) o ir a una gestoría (que conllevaba un coste mayor y desplazarse hasta ella).

Ahora, gracias a Transferencia24, con los que nosotros mismos realizamos todos los trámites de los coches que compramos o vendemos, puedes realizar el cambio de titularidad completamente online y al instante tan solo con tu teléfono. De esta manera te quitarás la preocupación de que no transfieran tu coche después de llevárselo y no tendrás que desplazarte presencialmente a una gestoría para realizar el cambio de nombre.

Así que ya sabes, si quieres transferir tu coche independientemente de que estés comprándolo o vendiéndolo, puedes hacerlo en Transferencia24.com de forma más cómoda, rápida y económica que en cualquier gestoría. Simplemente entra en su web y sigue todos los pasos. Además, si utilizas el código RPMDEALER a la hora de pagar, tendrás un descuento de 15 euros.

(FOTO/LINK TRANSFERENCIA24)

Una vez hemos aclarado estos puntos, que son las dudas más comunes que tiene la gente y por las cuales muchas personas acuden a nosotros en un primer momento, hagamos un último par de aclaraciones:

¿Qué tipo de coches compráis? ¿Os interesaría el mío?

Principalmente compramos vehículos pasionales, aquellos que nuestro público objetivo no busca sólo con la intención de utilizarlo para ir a trabajar, llevar a sus hijos al colegio o transportar su material de trabajo. ¿Significa esto que no pueden hacer esas tareas con los coches que ofrecemos? Por supuesto que sí, y nos encanta ver a nuestros clientes disfrutar un coche de 400 cv con su familia, por ejemplo. Pero nuestros clientes son personas que, al igual que nosotros mismos, no solo buscan un vehículo para desplazarse si no para hacerlo disfrutando de su conducción, su estética, el sonido de su motor, etc.

Por eso principalmente trabajamos con deportivos, youngtimers, clásicos, coches escasos o peculiares, modelos que solo se vendieron en otros mercados… Coches que son los que nos hicieron crear este negocio.

Entonces, si tengo un utilitario, un monovolumen o un SUV, no me molesto ni escribiros, ¿no? Esta es una pregunta que nos hacen a menudo, y siempre la respondemos de la misma manera: si tiene cuatro ruedas nos gusta (o incluso tres o seis…). Todos tenemos claro que una Fiat Multipla no va a levantar las mismas pasiones que un Toyota Celica GT-Four, pero nos gustan todos los coches y no discriminamos a nadie por el tipo de coche que conduce. Así que no te cortes en escribirnos aunque tengas un Pontiac Aztek.

Todavía no compramos coches de muy alta gama ni superdeportivos, aunque es un mercado en el que esperamos introducirnos poco a poco.

No compramos motos, camiones, ni microcoches. No es lo que nos apasiona ni somos expertos en ello, por lo que no creemos que sea un servicio que debamos prestar ya que no estaría a la altura de nuestros requisitos y valores.

No compramos coches embargados, sin papeles o siniestros con el chasis gravemente dañado. Tampoco coches que han tenido una mala reparación tras un golpe. No lo vemos desde un punto de vista de desprecio. Simplemente no es nuestro negocio ni el tipo de operaciones que estamos cómodos llevando a cabo para ofrecerles un buen producto a nuestros clientes.

Compramos coches modificados aunque no estén homologados (nosotros nos encargamos de las homologaciones) siempre y cuando estén modificados de cara a mejorar su comportamiento de forma segura y no excesivamente personalizados.

¿Os puedo dejar mi coche en depósito como gestión de venta y que luego me deis una comisión?

Lamentablemente no. No es nuestra forma de trabajar. Todos nuestros coches pasan por unos procesos de revisión, reacondicionamiento y mantenimiento que llevamos a cabo nosotros mismos y que consideramos imprescindibles para poder anunciarlos.

¿Cuánto me vais a dar por mi coche? Lo tengo anunciado, ¿os lo envío?

Puede que ahora sonemos un poco bordes pero nos gusta ser muy claros ya que lo que más nos importa es no hacerle perder el tiempo a nadie. No vamos a comprar el coche de alguien que lleva meses intentando venderlo por el precio que figura en el anuncio que nos envía. NO SOMOS UN CLIENTE FINAL. No podemos darte por tu coche su valor de mercado (y ningún profesional puede, ni lo va a hacer). 

Tampoco podemos comprarte un coche cuyo valor de mercado aproximado es inferior a 2.000 euros. No se trata de una forma de pensar elitista o que despreciemos los coches baratos, ni muchísimo menos, si no que tiene que ver con nuestra forma de trabajar para poder ofrecerte cada coche en el mejor estado posible. Realizamos un proceso de reacondicionamiento y mantenimiento en cada uno que en los casos más económicos es de 1000 euros. Por ello hace tiempo que dejamos de intentar trabajar con coches cuyo precio de venta final fuese inferior a 3000 euros. Hay otros negocios que se centran en vender muchos coches en ese umbral de precios sin hacerles mantenimientos intensivos o reparaciones, y después te intentan hacer firmar un contrato ilegal que les evada de dar garantía, nosotros no somos uno de ellos.

Queremos prestar el mejor servicio a nuestros clientes (tanto los que compran como los que venden) con cada coche, y para nosotros es imprescindible entregar cada vehículo lo mejor reacondicionado y mantenido posible. Eso incluye filtros, aceites, distribución, bujías, anticongelante… Todo aquello que vemos a lo que es muy probable que le quede una vida útil inferior a un año o 10.000 kms, o que directamente se encuentra en mal estado lo cambiamos: embrague, frenos, silentblocks, neumáticos, líquido de frenos, líquido de dirección, limpiaparabrisas, manguitos…

Cuando llevas tu coche a un concesionario o a un profesional de la compraventa, a cambio de las tres ventajas que comentamos al principio de esta página (poner en esta frase un link directo a ellas), estás recibiendo una oferta inferior al valor de mercado de tu coche. En esa diferencia de cantidad se encuentra el conocimiento, la infraestructura, los empleados, las herramientas, la red de distribuidores, los gastos de reacondicionamiento, el tiempo necesario, los impuestos, los dos cambios de titularidad y el riesgo que ha asumido ese profesional para poder entregarle posteriormente tu antiguo coche a un cliente final que esté contento con él y que disfrute del año de garantía obligatorio por ley.

Si tu coche tiene alguna avería, golpe, ITV o mantenimientos pendientes de poner en regla, ten en cuenta que el valor de tu coche no es su valor normal menos el coste de esas cosas, si no su valor normal menos el coste de esas cosas, menos el tiempo de llevarlas a cabo, menos el coste del conocimiento para hacerlas, menos los materiales, herramientas e infraestructuras para realizarlas. Y todo esto sin contar el riesgo que asume la persona que compra el vehículo.

Lo que queremos decir, y este consejo te va a servir a la hora de entregarle a tu coche a un profesional o de venderlo por tu cuenta más rápido, es que si por ejemplo tu modelo de coche, con las características que tiene tu unidad, vale 3000 euros, y el tuyo tiene por reparar una avería de 500 euros, su precio justo no son 2500 euros. ¿Por qué iba alguien a pagar por un coche que tiene que encargarse de ir a buscar en grúa, encontrar un taller, invertir tiempo, rezar porque no aparezca ningún otro contratiempo, y poner al día de circulación, lo mismo que por otro coche que ya está funcionando y en orden de marcha?

Nuestro compromiso es que siempre vamos a hacer todo lo posible por ofrecerte una cantidad por tu coche que sea lo más rentable y beneficiosa para ti, siempre y cuando también lo sea para nosotros, de manera que nos permita poner el vehículo a la venta en un estado excelente para la próxima persona que quiera disfrutarlo a un precio justo.

Una vez has leído las diferentes aclaraciones y consejos que te hemos dado a lo largo de esta página (y que esperamos que te hayan ayudado o enseñado algo nuevo), si has decidido que te gustaría vendernos tu coche a nosotros y quieres que te hagamos una oferta, rellena el formulario que está justo debajo:














    Lista de comparación